La Palabra Precedente a la Ultima Tormenta

posted in HISTORIAS Y SECRETOS

La Palabra Precedente a la Ultima Tormenta

TRAGANDOME LA LAGARTIJA

Continuo compartiendo, no sin esfuerzo y cierta vergüenza, las historias secretas que se esconden detrás de las obras de mi exposición retrospectiva Imaginarium, el 21 de Octubre en Seattle.

Era la primavera de 1988. Yo tenía 20 años y me acababa de enamorar perdidamente de una chica. Fue lo que se dice un flechazo en toda regla que me atravesó la patata de lado a lado, mientras observaba como ella comía una manzana. Un amigo común nos presentó. Ella vendía la ropa que diseñaba en un puesto de un mercado de artesanía de Madrid. Omitiré su nombre por razones de privacidad. Vivía cerca de mi. Aquella noche la llevé a su casa en mi Seat 600.

Unas semanas después, viajamos por separado a un encuentro Rainbow en las montañas de León. Allí pasamos dos semanas, en un valle paradisíaco, viendo tres arco-iris salir una tarde de lluvia. Entre el ritmo de los tambores y olor a chapati,  ella se enamoró de otro joven: uno rubio y bien parecido.

Al regreso a Madrid, ellos se separaron temporalmente. Durante las siguientes semanas de aquel caluroso verano, pasé todo el tiempo posible junto a ella. Creo que eramos uña y carne. Fueron unos días mágicos en los que sentí el espejismo de haber realmente encontrado el amor de mi vida. Sin embargo, yo sabía que tenía los días contados pues en Agosto ella partiría junto a su amado y un grupo de amigos en un viaje en furgoneta por Europa, que terminaría en la India. Y así fue.

Ella me invitó a unirme a la troupe. Yo me negaba a ser testigo de una historia de amor que no era la mía. Me parecía muy cruel. Sin embargo, a las pocas semanas de ellos marcharse, no pude luchar contra la sensación de abandono y soledad. De forma espontanea, hice el petate: un bloc de dibujo y una kalimba desafinada, y me fui al Norte de España a seguir su rastro. Durante dos semanas, dormí en cuevas, bosques, parques, playas, edificios abandonados y estaciones de tren. Estuve muy cerca de encontrarla. Pero ya la había perdido.

A mi regreso a Madrid, entré en uno de los periodos creativos más intensos de mi vida. Pinté y escribí poemas y canciones como nunca lo había hecho. Algunas de estas obras se pueden ver por primera vez en mi exposición. Muchas de ellas me ayudaron a atravesar el dolor y la soledad que estaba viviendo en aquellos días. Hoy, afortunadamente, todo aquello ha quedado en el pasado. Solo me queda sentir compasión por aquel jovencito solitario que fui. Y formular mis mejores deseos para la mujer a la que tanto amé, quien por cierto acabó sus días en Japón con otro hombre y tuvo unos hijos preciosos.

«La Palabra Precedente a la Ultima Tormenta». Por primera vez voy a desvelar los secretos de ésta obra:

  • Ella es conducida por un camino, montada sobre un aro que sostiene su sexo.
  • Ella está ciega.
  • El es un niño bonito pero no tiene iris en los ojos. Esta vacío.
  • Mientras él juega con ella, saca la picha y mea el camino por donde la conduce. Yo había visto hacer esto a un mandril del zoo de Madrid para marcar la comida que le echaban y guardarlo de las hembras.
  • Ella sostiene en la mano un  molinillo de viento. Pero no advierte que la tormenta se está formando y está a punto de estallar.
  • En primer plano, yo, el artista, observo la secuencia. Mi cuerpo desparece como si parte de mi se hubiera ido con ella. Siento miedo y dolor.
  • En aquella época tuve una serie de sueños recurrentes en los que un chaman me decía: «Koldo, trágate la lagartija«. La lagartija es un animal de poder para muchas culturas ancestrales y está vinculado a mi signo zodiacal. Yo no tenía conocimiento de ello cuando pinté esta obra. Siempre tuve una relación muy intensa con ellas desde niño. Tragarme la lagartija suponía llegar a la parte más oscura de mí y atravesar mis miedos más profundos, para llegar a la luz.
  • La palabra precedente a la última tormenta es «celos». Hoy lo reconozco. Esta obra se titula simplemente «CELOS».

 Verano de 1988

Please follow and like us:
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial