Fantasia

posted in HISTORIAS Y SECRETOS

Fantasia

-DE COMO RECUPERE A MIS PAYASOS SECUESTRADOS-

De todas mis obras, está es a la que guardo más cariño. No solo porque es una de las más antiguas, sino porque representa uno de los capítulos más excitantes de mi infancia: recuperar mi cohorte de payasos fantásticos, que durante muchos años permaneció secuestrada.

Yo tenía 6 años cuando realicé éste dibujo de acuarelas y ceras Manley, en las clases de Arte especiales de mi colegio, el Virgen del Bosque en Villaviciosa de Odón.  Era un colegio privado enorme, situado en medio del campo, con seis largos edificios que daban cabida a más de 1.000 niños. Recuerdo como si fuera ayer el momento en que hice este dibujo, en qué pupitre estaba sentado, el olor de las ceras… El profesor de Arte, Don Angel Torres, estaba muy impresionado con él y decidió presentarlo a un concurso anual que se celebraba en el colegio. El dibujo se expuso y ganó el primer premio.

Ese mismo año, mi padre, que era muy buen pintor, nos abandono a mi madre, mi hermana mayor y a mi. Fueron unos días muy duros para nosotros. Mi madre, que tenía una tienda de ropa infantil, sin el apoyo de mi padre, apenas tenía para cubrir todos los gastos. Hubo que hacer recortes y mi madre decidió que yo dejara las clases especiales de Arte por un tiempo. Poco después, mi profesor de Arte, D. Angel, la llamó para una entrevista en el colegio, que estaba a 15 Km. de la ciudad donde vivíamos. El intentó por todos los medios convencerla de que no me sacara de las clases. En lo cierto o no, él estaba convencido de que yo estaba predestinado a ser un gran artista. Pero mi madre no disponía del dinero. Desde entonces, dejé de ser «el alumno preferido» de D. Angel y de ganar premios de pintura en el colegio. Lo cual realmente me vino muy bien para bajarme los humos y templar mi ego.

Siete años después, yo tenía 13 años, dos compañeros y yo organizamos una huelga en el colegio. Habían expulsado injustamente a tres de nuestros profesores favoritos. El incidente llegó a la prensa nacional y yo salí retratado junto a mis compañeros cortando las calles con pancartas. Para las «autoridades del colegio» me convertí en una «oveja negra» y a consecuencia, al igual que otros compañeros, sufrí presiones y chantajes diversos. Un día, oí los altavoces del colegio llamando mi nombre para acudir urgentemente al despacho de la Directora. Me senté frente a ella desafiante. Ella me comenzó a soltar un discurso interminable sobre su decepción por mi traición a la institución, bla, bla, bla… Yo, en todo ese rato, no podía quitar la mirada tras de ella. Era mi pintura, Fantasía: estaba colgada en lo alto, detrás de la butaca del despacho de Dirección. Mientras ella hablaba, mi mente danzaba de nuevo feliz con mis payasos y acróbatas.

Poco después, la pintura desapareció del despacho de dirección. Ese mismo año yo me despedí junto a otros compañeros del colegio donde habíamos estudiado 8 años. Nos mudamos a uno nuevo, más progresista, que los profesores expulsados habían abierto muy cerca. Pero yo no podía irme de allí sin antes cumplir mi misión: necesitaba recuperar Fantasia y a mis payasos. Era una parte muy importante de mi, de mi infancia, de mi amor por la fantasía, por Walt Disney, y por el mundo del Circo… No se podía quedar allí abandonado. Hice una solicitud formal a dirección, hablé tutores y profesores… No. Me dijeron que la obra ya no me pertenecía más a mí sino al colegio.

Mi amigo Quique Dorrego era una de las personas más intrépidas y gamberras que he conocido en mi vida. El había robado un juego con las llaves de todas las puertas del colegio. Le pedí que me ayudara a recuperar mi pintura. Una mañana de Junio, junto a dos amigos más, entramos en la Sala de Juntas. Allí, al final de una larga mesa, presidiendo la sala, permanecía Fantasia. Descolgamos el dibujo, lo sacamos del marco, volvimos a colgar el marco, ahora vacío. ¡Era surrealista! Eso nos dio la risa. Salimos de allí a toda pastilla. Mi corazón latía a mil por hora.

Mi amigo Quique fue posteriormente modelo de publicidad para la tele. Tragicamente, se quitó la vida a los 27 años. Gracias a él podemos estar viendo ahora Fantasia.

Dedicado a Quique Dorrego, que ahora debe andar jugando al baloncesto con mis payasos.

_Koldo

FANTASIA es una de las obras que se podrá ver en mi exposición retrospeciva.

IMAGINARIUM / Visions of Sounds
Sabado 21 de Octubre, 5 PM/9 PM
Domingo 22 de Octubre, 11 AM/1 PM
843 Hiawatha Artspace Lofts
Seattle, Central District

Admisión gratuita.

Please follow and like us:
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial