El Fauno Que Espera

posted in HISTORIAS Y SECRETOS

El Fauno Que Espera

DE PORQUÉ ESTOY COMO UNA CABRA


No es casualidad que muchas de las criaturas que han salido de mi lápiz tienen cuernos y formas de cabra. No seáis mal pensados, ni me han puesto los cuernos ni he perdido el juicio. Creo… Tiene que ver con mis genes y los de mis ancestros.

Mis antepasados vivían en una pequeña aldea llamada Lendoño (tierra de pastos), en las montañas de Euskadi. Cuando yo era pequeño, mi abuela Leo solía contarme historias increíbles sobre su infancia en las montañas. Ella nació en una familia de pastores. En la zona aún nos llaman “Los cabreros”. Es curioso cómo en una visita que hice a la aldea los niños, sin conocerme, corrían tras de mi, ataviado con una larga capa, y me llamaban a voces: “¡Cabritillo, cabritillo!”.

La vida de mis antepasados fue extremadamente dura. Los niños tenían que trabajar desde muy pequeños para ayudar a sustentar la vida del caserío. Mi abuela con sólo 5 años pastoreaba las cabras, cuidaba de los animales, labraba y hacía todo tipo de trabajos rurales. En invierno las condiciones eran muy duras y siempre al acecho de la presencia del lobo. Mi bisabuelo Baldomero, un gigantón vasco al que llamaban “Tuercebotas”, se perdía por las montañas durante semanas y regresaba con un lobo muerto a los hombros, que paseaba por todas las aldeas a cambio de unas monedas.

Durante miles de años, la energía femenina era omnipresente en muchas de estas culturas ancestrales. En Euskadi la cultura era matriarcal. La bisabuela Francisca se hacía cargo de los 11 hijos y de los trabajos de la tierra y la casa. Completamente iletrada, Francisca tenía un don de nacimiento para curar con las manos los problemas de los huesos y musculares. Los vecino acudían a ella en busca de alivio. Aunque estas capacidades fueron tachadas de “brujería” como una forma de invalidar las capacidades de la energía femenina, estas mujeres eran realmente sanadoras.  Y yo siento que todos tenemos una energía animal interior, una conexión mágica con la vida que como el fauno, está esperándonos para reconectar.

Este dibujo original del “Fauno Que Espera” y otros bocetos y pinturas de mi libro “Visiones del El Bosque Momificado” (2011) se podrán ver en  mi exposición retrospectiva.

IMAGINARIUM / Visions of Sounds
Sabado 21 de Octubre, 5 PM/9 PM
Domingo 22 de Octubre, 11 AM/1 PM
843 Hiawatha Artspace Lofts
Seattle, Central District

Admisión gratuita.

Please follow and like us:
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial